Cómo elegir arquitecto

Cómo elegir arquitecto. Razones para trabajar con un arquitecto

Si desea construir un edificio nuevo, remodelar o rehabilitar su inmueble, ampliar las instalaciones de su empresa o simplemente adaptar una pequeña estructura existente, cobra sentido trabajar con un arquitecto.

El arquitecto. Cómo elegir arquitecto.

El arquitecto se enfrenta a diario con el proceso de construcción.
A lo largo de los años de formación y cualificación profesional, el arquitecto adquiere conocimientos para materializar sus aspiraciones.

El Arquitecto elabora proyectos con creatividad y talento, siempre con especial atención a los intereses, deseos y aspiraciones de su cliente en el desarrollo de sus tareas. Como tal, cuanto más pronto sea envuelto en el proceso mayor será su capacidad de actuación.

El arquitecto lo hace ahorrar dinero. Un edificio bien concebido es eficiente energéticamente y tiene un coste de construcción y mantenimiento menor.

El Arquitecto trabaja para usted, pero al mismo tiempo para la sociedad.

 ¿Por qué recurrir a un arquitecto? Cómo elegir arquitecto.

Las obras creadas por arquitectos resultan en una mayor calidad de vida y de trabajo, pero muchas veces los ciudadanos optan por no recurrir a un Arquitecto por los siguiente motivos:

“Lo que necesito son 4 paredes y un techo… ¿Para qué recurrir a un Arquitecto?”

Los Arquitectos le ayudan a tomar decisiones explorando todos los escenarios posibles, mostrándole aquella solución que mejor se adapta a sus necesidades.

“Lo que necesito es un constructor”

Los constructores construyen, no proyectan. Una de las prioridades del Arquitecto es la defensa de los intereses de su cliente, actuando como su representante en diversas situaciones. El Arquitecto es el profesional que, no sólo mejor conoce su proyecto, y domina las mejores soluciones constructivas para su edificación, resultando, al final, en una mayor calidad constructiva de la misma. Trabajar con un Arquitecto es una garantía de calidad.

“Un Arquitecto es un lujo que no me puedo permitir”

Los honorarios de los Arquitectos no son apenas una parte a sumar al total. Por regla general, éstos representan un porcentaje sobre la estimación del coste total de la obra.

Los Arquitectos elaboran y trabajan con presupuestos, asegurando siempre la mejor relación posible entre las pretensiones del cliente y el precio/calidad. Un edificio bien concebido y bien construido es una excelente inversión a medio-largo plazo. El trabajo del Arquitecto introduce no sólo una revalorización, sino también la garantía de una buena concreción de la obra. Los Arquitectos, cuando se solicite, pueden estructurar el proceso de construcción de modo que se distribuya en fases, adaptándolo a sus condiciones económicas.

“Un arquitecto sólo sirve para hacer diseños”

Hoy en día, la mejor respuesta a la pregunta “¿Qué hace un arquitecto?” puede ser “¿Qué quiere que haga? ¿Restauración? ¿Rehabilitación? ¿Estudio de viabilidad? ¿Proyecto de interiores? ¿Análisis de costes? ¿Revisión de un Proyecto? ¿Gestión de la obra?

Los arquitectos ven el proyecto en su conjunto. Lo resuelven con creatividad y sensibilidad. Hacen de su inversión una buena inversión. Le facilitan la vida, liberándolo de tareas que desconoce.

elegir arquitecto

Comentarios

    José Armando Ardila

    (24/04/2015 - 04:44)

    Otro de los motivos por los que no son contratados los arquitectos es por la falta de las garantías que la vigilancia Municipal, Oficina de Obras que ejerce los controles necesarios, donde se exige la intervención del Arquitecto y está en manos del maestro y el dueño quien contrató a este por considerarlo mas barato y quien hace lo mismo un pañete que un edificio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.