Plato de ducha pasivo y eficiente.

Plato de ducha pasivo con intercambiador de calor integrado

Passive Shower a creado un plato de ducha pasivo que dispone de un intercambiador de calor plano integrado para recuperar el calor del agua caliente que se va por el desagüe. Un elemento sencillo que puede ayudar a la hora de ahorrar en el día a día.

Plato de ducha pasivo

La instalación del plato de ducha pasivo es como la de un plato de ducha convencional con la salvedad que la tubería de agua fría de la red se conecta a la toma del plato de ducha.

El intercambiador se sitúa en una canal lateral, fuera de la zona donde pisa el usuario, su diseño permite la fabricación de platos de ducha pasivos de poco espesor con una total accesibilidad a personas de movilidad reducida.
Así una parte importante del calor que tiene el agua que abandona la vivienda por el desagüe es recuperado y transferido al agua fría que tenemos que calentar para ducharnos.

Según el fabricante el ahorro que se produce en ACS para ducharse es del 40%.

Ideal para casas pasivas de consumo casi nulo donde la mayor parte de la energía que se consume es para el ACS.

Si hacemos una reforma energética de nuestra vivienda, nos encontraremos con que la obra puede ser subvencionada por la administración. De esta forma la inversión se recupera en el mismo momento de realizarla.

Desde el primer año una vivienda pasiva media con una familia formada por 4 miembros consumirá 152 € menos de energía respecto a otra vivienda similar sin el plato de ducha eficiente y cada año ganaremos el equivalente a 152 euros. Con una vida útil estimada por el fabricante de 20 años lo que supondrá un ahorro de mas de 3.000 euros y evitaremos la emisión de 6 tonelada de CO2 a la atmósfera.

luisantonio Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.