MEDICIÓN BLOWER DOOR

Medición Blower Door de la estanqueidad del edificio

blower_door

El procedimiento de medición Blower Door es una prueba eficaz sobre la calidad de un edificio.

Fallos de planificación y vicios de construcción, que crean secuelas con consecuencias tardías y caras para el propietario, pueden localizarse y eliminarse a tiempo – respondiendo así a las exigencias de una construcción de alta calidad.

Teniendo en cuenta la constante subida del coste energético, y por lo tanto los daños medio ambientales, esta claro la importancia de una envolvente hermética y bien aislada. Solo así, en combinación de las instalaciones ajustadas y coordinadas, se puede contener las perdidas de calor de forma duradera/ perdurable/ continuo.

Ventajas de una envolvente estanca impermeable y hermético al aire

Por la presión del viento puede penetrar aire, frió o caliente, con sus conocidas consecuencias incomodas. Corrientes de aire, pies fríos, polen, polvo, olores impide notablemente el bienestar.

El grado de impermeabilidad de su casa no sólo depende de una buena planificación, sino que la correcta ejecución de los trabajos también es decisiva para obtener un edificio impermeable al aire.

Edificios, comprobados con el test de infiltraciones, son más económicos

La esmerada ejecución de la envolvente del edificio es significativa en la eficiencia energética del edificio, dado que las pérdidas energéticas por filtraciones pueden constituir gran parte de las perdidas. (un 40% en casas pasivas)

Si el aire caliente y húmedo de la estancia entra en la construcción, causado por succión del viento o fallos en la hermética envolvente, el vapor condensa. En la pared, cubierta o suelo crecen los hongos, la pudrición se ve favorecido, el elemento constructivo se destruye. Reparaciones y remedios son la consecuencia.

Sólo pueden tomarse medidas apropiadas para poder corregir a la situación, si sabe exactamente que su casa es “permeable” y dónde.

La medición Blower Door – la prueba de la permeabilidad.

Para la medición no es preciso ni desmontajes ni modificaciones, ni alteraciones del edifico.

Para verificar la impermeabilidad al aire de todo edificio, se ubica un ventilador con su marco estanco en el hueco de una ventana o puerta. El ventilador genera, según el procedimiento de verificación, una depresión o sobrepresión dentro del procedimiento de medición normalizado. Con las ventanas y las puertas exteriores cerradas, genera una diferencia de presión entre el interior y el exterior del edificio.

Midiendo el caudal de aire necesario para mantener de manera constante dicha diferencia de presión, cual corresponde exactamente al volumen de aire que pasa por las fugas existentes del cerramiento del edificio.

Determinando el flujo volumétrico se muestra la permeabilidad al aire y las renovaciones de aire de la envolvente. Esa Tasa de intercambio es la medida real de infiltraciones de aire con el exterior (renovaciones de aire por hora).

Encontrar las fugas

blower_door_infiltraciones

Durante la construcción, también en modernizaciones o rehabilitaciones, se muestra fácilmente las fugas para que puedan ser subsanados por el oficio o el cliente.

Con distintas técnicas se muestra el flujo de aire, como con una cámara termografica o por la niebla generada en el interior de la vivienda o por un aneometro. La prueba mas impactante es el uso de una niebla inofensiva para la salud – se ve el humo saliendo por las fugas.

Las fugas más habituales son entre otras: penetraciones de la envolvente (tubos, cables, huecos), cajas persianas, uniones y encuentros (laminas, ventanas)… Una vez identificadas las fugas se puede reparar antes que los acabados y revestimientos ejecutados hagan costosa y complicada la eliminación de un eventual defecto de construcción.